Yaku Pérez, el prefecto campesino que ganó con la fuerza de la ciudad

Yaku Pérez, el prefecto campesino que ganó con la fuerza de la ciudad

Los gráficos de la elección de prefecto del Azuay muestran mapas coloridos. Cinco candidatos obtuvieron triunfos en diferentes circunscripciones y eso hace que su representación sea multicolor. Pero hay un mapa monocromático, solamente uno, el de las parroquias urbanas de Cuenca, en donde gana un candidato rural, campesino, dirigente indígena, nacido en la zona rural, pero apoyado de forma mayoritaria en el principal centro urbano de la provincia.

 

Yaku Sacha Pérez Guartambel, que ganó el 24 de marzo del 2019 la Prefectura del Azuay en su tercer intento, alcanzó el triunfo gracias, sobre todo, a los habitantes de Cuenca.

 

Pérez le debe la prefectura a este cantón, no solamente por el número de votos aportados (95.848 de los 117.163 votos que obtuvo vinieron de ahí), sino por el porcentaje de apoyo (el 81,80 % de su votación provino de Cuenca, cuando este cantón representó, en la elecciones de marzo del 2019, el 70,51 % de los votantes azuayos).

 

Tanto le debe a Cuenca, que sin ella no habría ganado las elecciones. La votación del Azuay, sin contar el cantón Cuenca, le favoreció a María Cecilia Alvarado (17,56 % de la votación total), de la ID, mientras que Pérez (14,24 %) fue tercero, luego de Esteban Bernal (14,90 %), de la alianza Igualdad-CREO.

 

Y solamente con Cuenca Pérez ya habría alcanzado la Prefectura, pues obtuvo 95.848 votos en este cantón, una cantidad superior a los 78.428 votos totales (sumados todos los cantones) de la segunda, Cecilia Alvarado.

 

 

El mayor porcentaje de apoyo estuvo en parroquias rurales de Cuenca: Victoria del Portete (51,62 %), Cumbe (46,67 %), Tarqui (41,41 %) y Turi (40,21 %), las cuatro en las que el nuevo prefecto azuayo obtuvo más del 40 % de la votación.

 

Área urbana

El área urbana de Cuenca es poderosa y tiene capacidad de decidir, pues aquí se encuentra el 45,80 % de los electores azuayos que acudieron a las urnas en marzo. Y fue la que, al final, más inclinó la balanza.

 

Uno de cada dos votos de Yaku Pérez (el 51,63 % de su votación) salieron de las circunscripciones urbanas 1 y 2 de Cuenca.

 

El mayor caudal de votos que llegó al candidato de Pachakútik vino de parroquias urbanas cuencanas: El Vecino (7.911 votos), San Sebastián (6.917), Yanuncay (5.939) y Sucre (5.507).

 

Además, el candidato de Pachakútik, un partido con poca representación en el Azuay durante los últimos años, ganó en todas las 15 parroquias urbanas de Cuenca.

 

 

Al dar un paso afuera de esta zona las cosas empiezan a cambiar. Pérez fue primero en la mayoría de parroquias rurales de Cuenca, pero no en todas. Pérez perdió en Chaucha (donde ganó el voto en blanco y segunda fue Cecilia Alvarado), Sidcay, Nulti (donde ganó Chechi Alvarado), Chiquintad (Geovanny Palacios) y Checa (Manuel Alvarado).

Mientras más nos alejamos de Cuenca, más se nota la diferencia de apoyo. Yaku Pérez ganó en cinco de los 15 cantones: Cuenca, Girón, Santa Isabel, Nabón y Guachapala.

Chechi Alvarado también ganó en cinco: Gualaceo, Sígsig, El Pan, Sevilla de Oro y San Fernando. Geovanny Palacios (alianza 33-62) lo hizo en Paute y Ponce Enríquez. En un cantón ganó Esteban Bernal (Chordeleg). En Pucará fue primero el voto en blanco y Manuel Alvarado (Compromiso Social) obtuvo la segunda mejor votación.

Tal es la diferencia que tiene Yaku Pérez en Cuenca que, si se toman los datos del Azuay sin este cantón, quien lideró los resultados fue la exviceprefecta Alvarado con el 17,56 %. Y Yaku Pérez (14,24 %) fue tercero muy cerca de Esteban Bernal (14,90 %).

Fuera de Cuenca, a Yaku Pérez le fue mal en la mayoría de circunscripciones. En número de votos obtuvo poquísimos en parroquias como Luis Galarza Orellana (18), de Chordeleg; el Carmen de Pijilí (19), de Ponce Enríquez; y, San Rafael de Shárug (21), de Pucará.

En esos mismos lugares, además de la parroquia urbana de Ponce Enríquez, obtuvo los peores porcentajes, todos con menos del 2,5 % de votos válidos en esas circunscripciones.

 

 

Voto femenino

La candidatura de María Cecilia Alvarado atrajo el voto femenino, pero no fue tan contundente para la única candidata mujer y aspirante a ser la primera prefecta del Azuay.

 

Igual, más mujeres se inclinaron por Yaku Pérez (el 21,51 %), mientras que por Cecilia Alvarado fueron el 16,52 %. En números absolutos se explica con más claridad. Mientras Yaku Pérez obtuvo casi la misma cantidad de votos de mujeres (58.525) como de hombres (58.638), la Chechi sacó más en el voto femenino (44.945) que en el masculino (33.483).

 

 

Pese al triunfo, el nuevo prefecto Yaku Pérez enfrentará una administración con poco respaldo político, debido a la baja representación que su movimiento, Pachakputik, logró en la provincia.

 

Votación baja

Con estos altos y bajos es normal que el nuevo prefecto azuayo tenga una votación menor con relación al ganador de las últimas elecciones.

 

Recibió el respaldo de 117.163 votantes (23,08 %), bastante abajo de los resultados de Paúl Carrasco, ganador en el 2014 con 224.151 votos (48,80 %) y en el 2009 con 203.811 votos (53,86 %).

Este resultado de Pérez solamente es mayor, en las elecciones de los últimas cuatro décadas, que los de Leonardo Alvarado en 1984 (22,05 %), Alejandro Corral en 1992 (17,53 %) y Marcelo Cabrera en 1996 (15,81 %).

 

Yaku Pérez, sin embargo, ha mejorado frente a su anterior candidatura a prefecto. En el año 2004, Carlos Ranulfo Pérez Guartambel, como se llamaba entonces, recibió el apoyo de 25.797 electores, lo que significó el 8,72 % de los votos totales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *