Juan Campoverde, el estilo y la presentación

                                                        Fotos de: Luis Guillin

Los candidatos a la alcaldía de Cuenca, que este año batieron record al ser 13 postulantes, dieron una entrevista a La Andariega.  La idea fue escuchar propuestas, hacer preguntas sobre las mismas y sobre temas importantes para la sociedad. Los políticos saben muy bien cómo presentarse ante las cámaras y cómo actuar en los medios de comunicación, tienen asesores y comunicadores que les preparan perfectamente para eso. Pero, ¿qué pasa tras cámaras? Aquí les contamos cómo son los candidatos cuando la cámara no está rodando.

 

***

Juan Campoverde, candidato a la alcaldía por el Partido Sociedad Patriótica lista 3 llegó al bar “Bumba” muy formal: con terno, corbata y sombrero. Estaba acompañado de su esposa y su hija que a diferencia del candidato tenía una vestimenta casual: unos jeans, zapatos deportivos y una chompa con logos de su partido político, eso sí.

Saludaron de manera muy cordial a todos los miembros de la producción e inició la entrevista. Durante todo el encuentro, Campoverde trataba de dirigir sus respuestas a quienes estábamos en el set y al finalizar buscaba mirar directamente a la cámara.

Cuando terminaba un segmento, Campoverde continuaba interactuando con los del set, como buscando la aprobación de los presentes. La visión de Campoverde es muy difícil de definir o entender pues durante la entrevista cambiaba su discurso y se contradecía todo el tiempo sobre todo en temas de género y migración. Por ejemplo: se presentó como defensor de los derechos de la mujer, dijo que el feminismo “es un derecho de la mujer a decidir sobre sí misma en todos los aspectos” sin embargo defendió que machismo y feminismo son extremismos y están acabando con la familia.

A medida que avanzaba la entrevista, tanto su hija como su esposa parecían estar más nerviosas, en uno de los segmentos su esposa prefirió alejarse a fumar. La hija, por su parte, le hacía señas desde atrás de la cámara, trataba de dictarle respuestas que Juan no sabía y se acercaba a él cada vez que podía para darle indicaciones al oído.

Cuando llegó el segmento final, el entrevistador leyó algunas opiniones que Campoverde había colocado en su cuenta de twitter, él trató de justificarlas, luego cambiarlas y al final dijo que habría que revisar las fechas pues sus cuentas habían sido hackeadas varias veces. Mientras eso pasaba, su hija desesperada trataba de hacer que la entrevista terminara acercándose incluso al camarógrafo.

Al final Campoverde preguntó: ¿Para quién trabajan? por último, su esposa pidió tomar una foto junto a toda la producción. Luego de eso se marcharon dejando felicitaciones a todo el equipo presente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *